LAUS

Tienda LAUS
{{getTotalCantidadVinos()}}

Resumen

  • Tu carrito está vacío.

¿Tienes un código promocional?

{{mensajeDescuento}}

Subtotal (IVA Incl.):

{{getTotalPrecioProductos() | numberEx:2 }} €

Gastos de Envío:

{{getGastosEnvio() | numberEx:2 }} €

Envío Gratuito

Promoción:

Descuento {{getDescuento()}}

TOTAL:

{{getTotalPedidoSinDescuento() | numberEx:2 }} €

{{getTotalPedido() | numberEx:2 }} €

Finalizar Ir a la Tienda
Newsletter

¿Te gustaría disfrutar de la vendimia en el Somontano?

Ver actividad

¿Sabes cómo maridar vinos y postres?

¿Sabes cómo maridar vinos y postres?
Cuando maridemos postres y vinos, tenemos que tener en cuenta la acidez, la densidad y el dulzor del vino.

Estos días, nuestra creatividad está disparada, buscando nuevas experiencias con las que hacer más llevadera nuestra estancia en casa. Por eso, hoy te proponemos un maridaje diferente y muy fácil. ¿Te atreves a maridar vinos con postres?

Y es que, habitualmente tomamos un vino durante un vermut, una comida o una cena, por lo que tendemos a maridarlo con alimentos salados. Sin embargo, existe un apasionante mundo que para muchos está todavía por descubrir: el de los vinos y los postres. Porque los vinos también son perfectos para terminar una comida con un bocado dulce. ¿Te atreves a descubrir este maravilloso universo de los vinos y los postres? Te acompañamos en esta aventura con una propuesta muy fácil.

Maridar vinos y postres para sacar lo mejor de cada uno

Los postres pueden ser de muchos tipos: tartas y bizcochos, con o sin chocolate, frutas o helados… Estos, además de ser los más habituales, son los que podemos encontrar más fácilmente en casa, incluso elaborándolos nosotros mismos. A la hora de elegir el mejor maridaje para cada tipo de postre, hay que tener en cuenta algunos factores:

  • La acidez. Los vinos más ácidos casan mejor con postres más frescos.
  • La intensidad. Los vinos con gran cuerpo y potencia maridan muy bien con postres de sabor intenso.
  • El dulzor. El vino deberá ser, al menos, tan dulce como el postre para conseguir una buena armonía entre la parte líquida y la sólida.

Vinos y chocolate, ¡irresistible combinación!

¿A quién le falta chocolate en casa? En este caso, estarás pensando que quizá debemos elegir un vino que no sea excesivamente dulce, para evitar que el resultado sea muy empalagoso. ¿Qué tal un tinto? Te proponemos LAUS Reserva, un vino con una gran intensidad de aromas que nos recordarán a vainillas, especias e incluso cacao al llevarlo a la nariz, potenciando el sabor de chocolate tras su paso por la boca y consiguiendo una gran afinidad de aromática. Un maridaje tan sorprendente como inesperado.

Vinos y frutas, ¡muy refrescante!

En este caso diferenciaremos entre frutos cítricos y otras frutas rojas como las fresas, las frambuesas o las cerezas. En el primero de los casos, el de los cítricos, optaremos por vinos blancos y ácidos. Por ejemplo, un LAUS Chardonnay es perfecto para que la sensación del maridaje sea suave.

Por otro lado, si hablamos de frutas como las fresas, frambuesas o cerezas, podemos optar por un vino tinto joven que recuerda a través de sus aromas y sensaciones a estos mismos frutos, y encaja a la perfección. A nosotros nos encanta con LAUS Rosado, aunque también puedes acompañarlo de un vino tinto afrutado, como LAUS Tinto Joven.

Vinos y helados, ¿a qué no se te había ocurrido?

Maridar vinos y postres helados es otra de las posibilidades que existen a la hora de tomar un vino al final de una comida, una cena o darnos un capricho sin más, ¡porque nos lo merecemos! Aunque por debajo de los 6º C las papilas tienden a anestesiarse, al ingresar un alimento o bebida en la boca, rápidamente la lengua adapta su temperatura a la corporal. Así que, tras solo unos segundos, pasa a estar a unos 15ºC. Por lo que podemos seguir hablando de maridaje de helados y vinos sintiendo el máximo sabor de ambos componentes.

También debemos tener en cuenta que, dependiendo del sabor del helado, elegiremos un tipo de vino u otro. Por ejemplo, para sabores más dulces, como el chocolate o la vainilla, nos decantaremos por un tinto joven. Por otro lado, un helado con sabor a frutos cítricos iría en la línea del maridaje que ya hemos mencionado para este tipo de alimentos: un vino blanco Chardonnay como LAUS Chardonnay. Si el helado es de frutas de ciruelas o moras, por ejemplo, el que más encaja es un LAUS CRIANZA.

Ahora es tu turno. Elige tus postres preferidos y marídalos con vino para descubrir nuevas sensaciones y experiencias en torno a él. Recuerda que puedes adquirir todas nuestras referencias en nuestra tienda online, y te las enviamos cómodamente y de forma segura a casa. Y no olvides compartirlo con nosotros en nuestras redes sociales, LAUS lover. ¡Nos encanta saber que disfrutáis con los Aromas del Somontano!

Publicado el 16 Abr 2020

Sé el primero en enterarte de nuestras últimas novedades, promociones y actualidad de la bodega y nuestros vinos

Gracias, tu suscripción se ha realizado con éxito

He leído y acepto los Términos y condiciones

Posts relacionados

LAUS & Flores, una experiencia de contrastes

Porque no se puede entender LAUS sin el mundo de las flores, esta cata te traslada a una experiencia de contrastes donde las flores y la naturaleza cobran protagonismo.

Leer más

De vino y cine

Porque el vino forma parte de nuestra cultura, de nuestra historia, de aquella que construimos día a día con las pequeñas cosas. Quizá, por eso, sus alusiones en el mundo del cine son más que recurrentes.

Leer más

5 motivos para visitar el Somontano este verano

Naturaleza, vino, gastronomía… ¡El Somontano reúne todas las condiciones para una escapada este verano!

Leer más

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí
Aceptar Cookies